DWI – Peligros de conducir bajo influencias de drogas, alcohol o intoxicado.

​En los Estados Unidos de América (EUA), manejar cualquier clase de vehículo bajo la influencia de alcohol o drogas (DUI) o en el peor de los casos, llegar al punto de estar intoxicado (DWI) es considerado un delito grave, pero ambos casos con cargos diferentes.
Vamos a aclarar la diferencia de cada uno de sus casos y la gravedad del asunto en las leyes estadounidenses.

Conducir bajo influencias (DUI)
Las leyes de EUA determinan que ninguna persona puede conducir un vehículo de motor estando bajo la influencia de alcohol o drogas. Dicha influencia se determina con un medidor especializado o pruebas realizadas por los oficiales. El estado mínimo para afirmar que se encuentra bajo las influencias de algún producto consumido es de 0,08% de proporción en la sangre.
Si se determina que la persona tiene en su sangre alcohol o algún narcótico en una cantidad igual o mayor a la estimada, puede existir las siguientes consecuencias legales.

  • Detención: pueden ser detenidos por un tiempo de 12 horas o más, dependiendo de los actos realizados bajo la influencia y el estado en que se encuentre el individuo.
  • Retención del vehículo: en la mayoría de los estados, esto suele ser lo más común, aunque en ciertos casos el vehículo puede ser regresado a su propietario sin mayores complicaciones de no existir daños mayores. Usualmente para poder liberar el vehículo se debe pagar una fianza.
  • Pago de la multa: en ninguno de los casos se puede salir antes del tiempo estimado de detención sin pagar la multa. En algunos estados, los ciudadanos son llevados a un centro de reformación y ayuda comunitaria si no pueden pagar, pero lo más común es que exista una multa dependiendo del estado de influencia y de existir algún daño mayor.

Las consecuencias terminan siendo simples y muy leves bajo el estado de DUI a comparación de las que veremos ahora, estar intoxicado (DWI), lo cual es visto de una manera mucho más grave.

Conducir intoxicado
Es importante mencionar que en estados como Virginia no marcan diferencia entre DUI y DWI, los cargos se basan en si hubo daños mientras se conducía bajo el estado que este y del comportamiento del ciudadano.
Sin embargo, es importante mencionar en las consecuencias que pueden llevar a en otros estados, y mencionar que el DWI se determina con un grado de alcohol de 0.2 o superior.
Las consecuencias son:

  • Detención por tiempo indefinido: la detención termina cuando se paga la fianza.
  • Retiro de la licencia de conducir: la licencia de conducir es suspendida por un tiempo mínimo de una semana.
  • Registro en el expediente: esto crea una marca de por vida para el conductor, que lo limitará en muchos aspectos legales.
  • Multa mayor: la multa es mucho más alta, y en ocasiones, aunque se pague, se debe cumplir un tiempo determinado detenido.

Las variantes de DUI y de DWI dependen de cada condado y de los daños hechos. Conducir bajo influencias o estando intoxicado puede llevar a accidentes graves que afectan a terceros o al mismo conductor. Por ello se recomienda ser prudente al conducir.