Tengo un reclamo por lesiones de nacimiento

El nacimiento de un bebé es una de las etapas que se suponen más felices en el ámbito familiar. Nadie está exento a que ese esperado momento se vea abrumado por negligencias médicas que se pudieron haber evitado durante la gestación, durante el parto o poco tiempo después del nacimiento.

A pesar de ese momento tan doloroso, todas las familias afectadas tienen la oportunidad de hacer valer sus derechos y generar demandas o reclamos por lesiones de nacimiento. Son situaciones que en la mayoría de los casos pudieron ser evitadas. La buena noticia es que tienen una base legal que las ampara.

El daño en este sentido, implica no solo la compensación por los costos médicos, tratamientos, terapias físicas y ocupacionales, pérdida de ingresos y cualquier otro factor que afecte la economía de la familia, sino también compensación por los daños que vienen de la angustia mental, dolor, sufrimiento y cualquier otro aspecto no económico.
¿Cómo identificar si es realmente una negligencia médica?Las lesiones en el nacimiento son consecuencia de una mala actuación médica, producto del descuido y la negligencia en diferentes aspectos.

Entre esos se pueden mencionar no haber controlado adecuadamente la angustia fetal y materna, hacer diagnósticos médicos incorrectos, asistir el parto con métodos errados, no programar las cesáreas a tiempo, no prevenir el parto prematuro.

También se toman en cuenta los malos cuidados después de nacer, no tratar durante la gestación los problemas de diabetes gestacional, preeclampsia e infecciones de la madre.
¿Cuáles son las lesiones ocurridas en el nacimiento?Un reclamo por lesión de nacimiento puede ser complicado, sobre todo por la negativa de los médicos a aceptarlas y el dolor que tienen los familiares. Sin embargo, la experiencia ha identificado algunas lesiones.

Las lesiones más comunes, producto de la negligencia médica, son la parálisis cerebral, parálisis por distocia de hombros o Erb, lesiones a la madre, problemas con el cordón umbilical, ruptura de placenta y muerte infantil.

¿Qué se debe tener en cuenta para solicitar una demanda por lesiones de nacimiento?En este tipo de demandas por daños y perjuicios, los padres o tutores legales del bebé deben presentar la demanda a su nombre, a la brevedad posible para obtener el apoyo económico necesario que les permita enfrentar todo lo que les viene.

En el caso de los Estados Unidos hay que revisar previamente, el Estatuto de limitaciones por daño de nacimiento, debido a que no todos los estados se rigen por la misma ley y establecen tiempos determinados para introducir las demandas.

Una preocupación más que se suma a este tema, es el pago de los honorarios de un abogado. Sin embargo, los profesionales que se encargan de este tipo de demandas por lesiones de nacimiento trabajan sin cobrar por adelantado.

El monto de indemnización por la demanda depende de cada caso y de la negociación con el acusado, si la demanda va a juicio, el juez lo establecerá según determine.

El monto de la indemnización no se puede determinar con una cifra exacta. Depende de muchos factores y también del estado en el cual ocurra la demanda, ya que en algunos establecen topes económicos, aunque, los que no son considerados económicos, que afectan el estado emocional, no tienen límites.