ABOGADOS DE FAMILIA & DIVORCIO

PERMÍTANOS AYUDARLE A OBTENER LA JUSTICIA QUE SE MERECE

Muchos estamos acostumbrados a ver a los abogados sólo para trámites específicos en ciertas situaciones, sin embargo, mucho de su ejercicio tiene que ver con el apoyo que prestan con su servicio a la sociedad así que cada vez es más recurrente que las familias tengan abogados que los representen o que sea de mediadores entre ellos en cuanto alguna situación legal surja por asistencia legal o motivos sucesorios en familias, matrimonios, divorcios, violencia doméstica o violencia de género y en caso de fallecimiento.

Los abogados de familia son especialistas en derecho y leyes familiares. Profesionales especialistas en todo el marco jurídico que regulan las relaciones personales y patrimoniales que integran a los miembros de las familias, su relación entre sí y terceros. Se centra en la resolución de casos o situaciones legales relacionadas con conflicto familiar, violencia doméstica y escolar, vínculo familiar (en especial con los hijos, la patria potestad), incertidumbre económica, separación de bienes y el divorcio son algunos de los temas que puede tratar este especialista.

Se puede entender como conflicto familiar a aquellos eventos que ocurren dentro de una familia que puede desencadenar algún tipo de inclusión o desvinculación en la forma en la que estamos relacionados. Los abogados de familia suelen lidiar más con procesos de desvinculación como lo es el divorcio, por ejemplo.

En el caso del divorcio, la paternidad y legitimación de los hijos; adopción, pensión y manutención de los hijos presentes en el núcleo familiar como individual; derechos y aplicaciones sobre la custodia del niño o infante; ajustes y establecimiento de ordenes de cumplimiento en relación con la manutención de los hijos son usualmente las situaciones y conflictos que el abogado de familia ayuda a colocar en orden. Al ser situaciones estresantes, pueden generarse una sensación de violencia y culpabilidad que podrían generar conductas que atenten contra los intereses personales de los involucrados o pueda postergar la toma de decisiones beneficiosas.

En estos casos, es responsabilidad del abogado de familia no eludir el tema a la hora de conversar con su cliente para resolver y establecer de forma clara todas aquellas cuestiones que impliquen los subsidios familiares, conyugales, alimenticios e inclusive establecer los lapsos de visitas y custodia en caso de que se tengan hijos producto de esa unión.

Otro punto el cual puede trabajar un abogado de familia son los llamados conflictos sucesorios. Este tipo de conflicto usualmente representa una pelea entre familiares y herederos por los bienes de la una respectiva sucesión. Un abogado de familia está capacitado no sólo para brindar su asistencia legal ante este tipo de conflictos familiares, sino que también ayuda a mediar entre ese equilibrio ante el vínculo afectivo que se tenía al fallecido como los bienes que son reclamados. En este caso el abogado de familia debe ser una persona que escuche a cada parte afectada para poder llegar a acuerdos que eviten una guerra judicial. Usualmente estos acuerdos son representados en algún beneficio económico equitativo acordado por todas las partes.

Del mismo modo también hay otras áreas como lo son los beneficios de inmigración basados en matrimonio, es decir, proporcionan asistencia legal para aquellas personas de diferentes nacionalidades a las que les gustaría contraer matrimonio como entrevistas matrimoniales, peticiones de matrimonio, etc. La violencia doméstica, las ordenes que garantizan su ejecución y posterior protección al afectado pueden ser gestionadas y modificadas por un abogado de familia. Esta es una modalidad muy frecuente de ver ahora en varios bufets y equipos de abogados, en especial en países como Estados Unidos donde soy altamente apreciados a la hora de proporcional asistencia legal a los inmigrantes latinos. ​

Si usted se encuentra en alguno de los procesos anteriormente descritos, es recomendable que se consulte con un abogado familiar con especialización en el tema o conflicto de su interés puesto que los procedimientos en la Corte suelen ser confusos. Con un abogado familiar usted podrá estar al tanto de sus derechos personales como los de su familia y a su vez proteger sus intereses llevando el proceso de una forma eficiente y óptima, y que le permitirá acercarse cuando usted tenga dudas.


Image
Image