Abogados Laborales

PERMÍTANOS AYUDARLE A OBTENER LA JUSTICIA QUE SE MERECE

Cuando se presenta un conflicto de índole laboral que no pueda ser resuelto con los protocolos usuales establecidos en las compañías o presenten una situación extraordinaria, normalmente no sabemos muy bien que hacer. Las leyes de empleo regulan todos los aspectos relacionados referentes al trabajo y rige para todos los empleados, indiferentemente de la ocupación o lugar donde estén realizando su ejercicio económico, siendo aplicable tanto para los empleados, contratistas y patrones por igual. Cuando existen discrepancias o inconvenientes, ciertamente podemos salir en nuestra propia defensa, pero en muchos casos por desconocimiento a fondo de la ley en materia laboral en nuestro país de ejercicio, el desconocimiento de todos los derechos y deberes de la empresa contratante como tú, empleado, y la falta de estrategia para conseguir una buena compensación, hacen que no tengamos éxito a la hora de representarnos y termines frustrado.

Estos inconvenientes suelen tratarse mucho mejor a través de los abogados laborales o “laboristas”. Son personas dedicadas que pueden representarte de forma eficiente y poder atender los requerimientos que presente la empresa como el empleado en materia de Derecho Laboral como Seguridad Social. Su trabajo no es meramente dado cuando existe algún tipo de conflicto, sino que también realiza una asistencia jurídica y preventiva para que de forma oportuna y eficaz la empresa pueda responder de forma inmediata algunas problemáticas que envuelven el ambiente laboral como las relaciones en el mismo.

Los abogados laborales, cuando se les haya asignado el caso, empezarán de forma inmediata a recabar la información relevante del caso para poder luego hacer una revisión, diagnóstico y evaluación del mismo. Esto es sumamente importante ya que va a garantizar que el abogado laborista sepa exactamente dónde, cómo, cuándo y por qué ocurrió la problemática o situación, pueda determinar de qué forma es conveniente tratar el caso y verificar que la persona o entidad afectada cuente con toda la documentación necesaria a la hora de iniciar el proceso judicial.

Aquí hay varios aspectos que es importante recordar. Una vez que se inicia el proceso de selección para un nuevo ingreso se empiezan a regir las regulaciones y de allí en adelante durante toda la relación entre contratista y empleador hasta el fin de la misma queda contenida en ese marco legal. Usualmente las contrataciones son hechas por voluntad propia de las partes así que en cuanto se decida poner fin a una relación laboral el empleador puede hacerlo mientras que su decisión resida en una causa contraria a la ley. Lo mismo aplica para los empleados.

Usualmente estamos acostumbrados a ver la figura del abogado laboral cuando tenemos algún tipo de inconveniente u accidente en nuestro lugar de trabajo como lo son casos por despidos injustificados, accidentes, hostigamiento entre otros que requieren ser procesados y resueltos de una forma rápida y efectiva. Los abogados laborales pueden ser encontrados en cualquier escritorio jurídico y hay diferentes especializaciones dependiendo del problema que desees resolver como por ejemplo los abogados de compensación laboral. Ellos se encargan de ayudarte en caso de que hayas tenido algún accidente o problema en tu trabajo para que obtengas una compensación por lo sucedido delante del consejo de apelaciones.

Es importante recordar que los abogados laborales requieren una comunicación constante con sus clientes de forma fluida para construir una relación de confianza con el cliente. Esto debe ser mutuo para estar al tanto del proceso, mantenerse informado de los siguientes pasos como del estatus en el que se encuentre el proceso. Del mismo modo, es indispensable resolver todas las dudas e inquietudes tanto a la hora de iniciar el proceso como durante el mismo para entender lo que sucede y tanto el cliente como el abogado laboral formar equipo para salir adelante con el caso.


Image
Image